Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador.
ACEPTAR
/ Blog / Cómo entender la factura del gas de las empresas de gas natural

Gas `n´ Roses

El blog donde te contamos con ritmo cómo es tu nueva energía

Noticias del sector

Cómo entender la factura del gas de las empresas de gas natural


¡Ya lo sabes! Somos una de esas empresas de gas natural que quiere ayudarte a ahorrar. Y una de las mejores fórmulas para ahorrar es conocer y entender. Así, se pueden tomar decisiones acertadas.

En materia del consumo energético que hacemos tanto en casa como nuestra empresa o negocio, también. Conocer y entender los conceptos de nuestra factura del gas, por ejemplo, es determinante.  A continuación, te damos algunas claves sobre cómo entender la factura del gas.

Entender la factura del gas y ahorrar en la factura de gas natural

Lo primero que debes evitar al abrir tu factura de gas natural es obviar el desglose y fijar la mirada directamente en el importe final. Revisa todos los apartados.

¿Has dejado de leernos para ir a por tu última factura? ¡Has hecho bien! Continúa con el artículo con la factura en la mano. A continuación, te explicamos su desglose de la factura del gas concepto por concepto.

Desglose de la factura del gas

Con independencia de la compañía con la que tienes contratado el gas natural, la inmensa mayoría de las facturas del gas tienen en común los siguientes apartados:

  • Datos del titular, entre los que figuran los datos bancarios
  • Resumen de la factura, que incluye los conceptos básicos de esa factura de gas: número de factura, fecha de emisión, fecha de vencimiento, periodo de servicio e importe total.
  • Datos de facturación, donde se recogen los gastos por los consumos e impuestos.

En general, hay dos tipos de importes, el Término de Energía, que varía en función del consumo realizado por el cliente, y el Término Fijo, que se paga por tener acceso al suministro y se aplica en función de los días de consumo, pero no por los kwh consumidos.

El Término de Energía, sería el precio por lo kwh consumidos. Así, su importe variará en función de lo que consuma el cliente. Se registra en el contador de gas correspondiente según la tarifa contratada con la comercializadora. El registro que el contador del gas hace sobre el consumo, lo realiza tanto en metros cúbicos como unidad de medida para cuantificar la energía. Estos metros cúbicos son objeto de un cálculo: se convierten a kWh para poder obtener el precio establecido según la tarifa contratada. La cantidad de metros cúbicos se envía directamente a la comercializadora, que es quien realiza la conversión, que será la cantidad que veremos reflejada en la factura.

Entre los datos de facturación también se incluyen los relativos a los impuestos. Así, en tu factura del gas observarás un cargo correspondiente al impuesto sobre hidrocarburos, un impuesto determinado por el Ministerio de Industria, en vigor desde 2013. Este impuesto se aplica sobre los kWh facturados y forma parte de la base imponible del IVA. En cuanto al IVA, este será del 21 por ciento de la suma de los conceptos anteriores.

En la factura del gas también encontraremos cargos correspondientes al alquiler de equipos: contador e ICP en régimen de alquiler con la compañía distribuidora, cuyo ‘precio de alquiler’ precio se multiplica por días

Asimismo, suele ser habitual la inclusión en la factura del gas de un breve apartado donde consultar la lectura anterior y la actual del contador, la fecha de ambas y cómo se obtuvo su consumo. Así, diferenciamos entre lectura real, en la que se refleja la última facturación en base al consumo del contador; la lectura facilitada, según el importe que se facilita a través de alguno de los canales de la empresa de gas natural, y la estimada, calculada según la media de los consumos anteriores.

Mi factura del gas: ¿se rige por el mercado libre o por el regulado?

Nuestra factura del gas puede por regirse por dos mercados, el libre o el regulado. Regirse por uno u otro es lo que determina el precio del kilovatio hora en las facturas. En el mercado libre, son la empresa de gas natural y el titular del contrato de suministro quienes pactan los precios tanto de los términos fijos como de los de energía. En cambio, en el mercado regulado, los precios de los términos fijo y de energía están regulados por el Gobierno.

Visto lo expuesto, ¿ha quedado más claro? Desde ChCuatro esperamos que este artículo te haya resultado de utilidad. ¡Somos una de esas empresas de gas natural que apuesta por la plena información a sus clientes!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nueva metodología de cálculo de los peajes de gas natural, concepto que incluye la factura de gas de tu empresa de gas natural Noticias del sector


Hace unas semanas os acercamos a los conceptos que conforman la factura de gas natural que toda empresa de gas natural, comercializadora como ChCuatro, hace llegar a sus clientes por los servicios que les prestan. En ese momento, no entramos en detalle a la hora de hablar de los peajes, pero hoy dedicamos nuestro artículo a este concepto, que no solo tiene que ver con el gas natural, sino también con otras energías como puede ser la electricidad

¿Obrador de pan pensando cambiar de empresa de gas natural? ChCuatro Gas Comercializadora puede ser la mejor opción Noticias del sector


Somos una empresa de gas natural para empresas que nos adaptamos ‘a todo gas’ para pymes y negocios autónomos. Vamos a tu ritmo. Estudiamos de forma permanente el consumo de gas natural por tipos de empresa o negocio. Y luego, en particular, de forma específica, las necesidades energéticas de gas natural de cada pyme o negocio concreto.

Para la UE, proyectos vinculados al gas natural podrán ser considerados actividad económica sostenible y de lucha contra el cambio climático Noticias del sector


Desde mediados del pasado mes de julio, la Unión Europea da la opción a que determinados proyectos del sector del gas puedan ser considerados como una actividad económica sostenible desde el punto de vista medioambiental y de lucha contra el cambio climático.