Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador.
ACEPTAR
/ Blog / ‘A todo gas’

Gas `n´ Roses

El blog donde te contamos con ritmo cómo es tu nueva energía

Noticias del sector

‘A todo gas’


Si estás pensando adquirir un coche nuevo, ¡plantéate comprar un coche a gas natural! El escenario actual y las características de este tipo de vehículos frente a los gasolina, diésel y eléctricos hacen de los coches a gas, probablemente, la mejor opción en relación contaminación-precio.

Desde hace ya tiempo, la Unión Europea está dirigiendo muchos esfuerzos a luchar contra el cambio climático. Y en este sentido, los Estados miembros trabajan también en esta dirección adaptando sus legislaciones con el objetivo de luchar contra las emisiones contaminantes.

Así, en nuestro país, el Ministerio de Transición Ecológica anunció hace unas semanas que una futura ley, conocida como Ley de Cambio Climático, se plantea como objetivo que en 2050 el parque móvil sea libre de emisiones.

Para alcanzar esta meta, la nueva ley establecería que a partir de 2040 no se puedan vender o matricular turismos ni vehículos comerciales ligeros que produzcan de forma directa emisiones de dióxido de carbono. Ello afectaría a los vehículos gasolina o diésel, híbridos y de gas.

Así, todo apunta a que en el futuro el coche eléctrico domine el parque automovilístico de este país.

Qué motores contaminan más

Atendiendo a las emisiones de dióxido de carbono (CO2), hemos de decir que todos los vehículos, incluso los eléctricos -salvo que la energía fuera cien por cien renovable-, emiten CO2. No obstante, en diferente medida. En este caso, el diésel encabezaría el ranking de emisiones. Y es que el motor diésel menos contaminante presenta el doble de emisiones de un coche eléctrico. Entre ambos, se sitúan los gasolina y los gas.

Si nos centramos en las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx), los motores diésel vuelven a encabezar el ranking. A la cola, de nuevo, los eléctricos, con una cantidad prácticamente imperceptible de emisión. Por su parte, tanto los gasolina como gas, emiten pocos niveles de NOX, dado que apenas realizan el tipo de combustión por la que se genera este tipo de emisión.

Por último, según las partículas emitidas en el proceso de combustión, los motores eléctricos no las emiten, al igual que los motores a gas, ya que en estos, el gas se mezcla perfectamente con el aire. Por su parte, motores diésel y gasolina sí emiten partículas, por lo que necesitan ciertos filtros que ayuden a tratarlas y eliminarlas.

Por qué optar por un coche a gas natural

Con todo ello, si la legislación en la que está trabajando el Ministerio de Transición Ecológica termina viendo la luz, todo apunta a que la energía eléctrica -sobre todo renovable- sea el combustible de nuestros vehículos en un par de décadas. No obstante, a día de hoy, los coches eléctricos siguen presentando precios muy elevados.

Por su parte, los vehículos gasolina y diésel siguen siendo muy contaminantes e, incluso, están siendo objeto de restricciones en cuanto a su circulación en grandes ciudades.

Con todo ello, el gas se sitúa como la opción intermedia en relación contaminación-precio. En este sentido, quien esté considerando la adquisición de un nuevo vehículo deba valorar la posibilidad de optar por un vehículo de propulsión a gas natural

Estos vehículos se presentan en los próximos años como la opción que mejor conjuga el factor precio con el factor sostenibilidad, debido a:

> Menor nivel de emisiones

Los vehículos a gas natural reducen hasta un 85 por ciento las emisiones de Nox, no emiten dióxido de azufre (SO2) y reducen las emisiones de CO2 has un 30 por ciento. Además si el origen del gas natural es renovable, no emiten CO2.

> Combustibles más baratos

El precio del gas natural como combustible es más económico que el de la gasolina, lo que permite un ahorro de dinero a igual kilometraje.

> Menor consumo

Su consumo es un 50 por ciento inferior al de un motor a gasolina y un 30 por ciento inferior a un diésel. Esto supone un ahorro de dinero y un menor volumen de contaminación emitida.

> Mayor seguridad

Frente a los vehículos a gasolina o diésel, sus tanques de almacenamiento son más gruesos, con lo que resulta más difícil que se rompan.

Con todo ello, ante la incertidumbre de si la nueva legislación entrará en vigor con los plazos establecidos, así como dada la ventaja que el coche a gas ofrece en cuanto a nivel de emisiones y precio, desde CHCuatro animamos a todos aquellos que estén valorando la adquisición de un nuevo vehículo, tengan en consideración la posibilidad de circular ‘a todo gas’.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cómo dar de alta el gas natural Noticias del sector

Cómo dar de alta el gas natural


En el caso de que decidamos instalar gas natural en nuestra vivienda, es muy importante conocer qué trámites hay que seguir para poder darlo de alta. En este post explicamos qué debes hacer en cada caso.

El gas natural, una energía que mueve el mundo Nosotros

El gas natural, una energía que mueve el mundo


El gas natural es una de las energías primarias cuya utilización resulta más reciente. Y es que hasta la segunda década del pasado siglo no comenzó a comercializarse. Hoy día, su utilización es muy extendida en todo el mundo. Las razones que han llevado a que el gas natural sustituya a otros combustibles, en este post.

Tipos de calderas de gas natural Noticias del sector

Tipos de calderas de gas natural


La decisión de qué caldera de gas natural comprar es de gran importancia porque una caldera podría permitirnos ahorrar en la factura y ayudarnos a cuidar el bienestar de nuestro local o vivienda y proteger el medio ambiente.